Paco Ayala

Lo que se ve y se hace durante el camino

Los Artesanos

Hasta hace poco, editar un disco era tener andado gran parte del camino para vivir de la música.

Hoy viene a ser como editar un folleto publicitario. Cuando llegas a tener una maqueta, toca seguir promocionando. Y promocionas a base de conciertos. Y haces conciertos enseñando tu maqueta. Y te gravas un video en youtube. Y en tus conciertos, intentas vender algunos cds casi a coste, para seguir promocionando. Esto, para enseñar tu trabajo para seguir teniendo conciertos.

Y editas en alguna discográfica alternativa para poder estar en Itunes, Spoty o LastFm. Y por supuesto empeñas horas en redes sociales, a poder ser, todas. Porque tienes que promocionarte para hacer conciertos y que la gente vaya a verte y a escucharte.

Y montas una “porra” con tu gente para obtener esa maqueta que, a veces, lleva incorporado la edición de un número limitado de cds.  Y consigues que la familia, los amigos y algunos conocidos, de esos saben de ti por tus primeros conciertos y que llevas a los ensayos como invitados, porque son  tus primeros fanes son los que te ponen el dinero para esa primera maqueta.

Y como sigues con tu pasión intentas una segunda porra, aunque ahora, esa segunda porra se llama crowdfunding.

Y le echas horas y horas a perfeccionar tu trabajo.

Y si tienes suerte de vivir en una ciudad mediana o grande, haces conciertos. Unos cuantos.

Y como lkmantienes inquietudes, buscas crear con otros distintos nuevas canciones, nuevos temas.

Y vuelta a empezar.

Más o menos como para cualquier actividad artesana. Más o menos como cualquier actividad emprendedora. Más o menos, como cualquier actividad empresarial al principio.

Y todo esto, intentando mantener tu técnica y tu inspiración. Procurando que lo que quieres transmitir siga sonando propio y fresco, para poder seguir transmitiendo pasión.

Y como en casi toda actividad emprendedora, tienes que focalizar. Sopesas lo haces y desestimas cosas para no dispersarte. O te dispersas, y multiplicas el número de tareas que tienes que hacer.

Y sin embargo, eso de la música sigue teniendo ese tufillo pasota, bohemio,  hippie. Gentes de mal vivir, que diría mi abuelo.

Es que a eso de la música solo se dedican los vagos.

Ahora, cuando vas a una reunión de emprendedores, descubres que solo han cambiado las palabras. Ahora a los artesanos seles llama emprendedores. Ni vagos, ni pasotas, ni hipies, ni buscavidas, ni parados, ni desempleados, ni nuevos empresarios ni ninguna de las palabras que en otros tiempos todo el mundo entendía y cada uno aceptaba según su sesera.

Ahora todos son emprendedores.

 

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: