Paco Ayala

Lo que se ve y se hace durante el camino

Los analfabetos 2.0

En esta era de marcado acento tecnológico, en la que cualquiera toma fotos desde su móbil, las sube de forma instantánea y las comparte con su red de “amigos”, ha aparecido una figura que a mi me parece,  cuanto menos, curiosa  : el analfabeto 2.0.

He sido consciente de este hace pocos días, en uno de estos seminarios de startup, en los que compartes ideas, proyectos, inquietudes
y experiencias. En este caso, uno de los asistentes me contaba lo preocupado que estaba con  uno de sus descendientes, perteneciente a esa generación machacada por la idea fundamental de los derechos que se tienen y la ausencia total de esfuerzo u obligaciones. Osea, lo que antes llamábamos vagos, y que ahora se llaman jóvenes con alto riesgo de exclusión social.

Me contaba que estaba permanentemente con el smartphone en la mano, pendiente de sabe dios que cantidad de cosas. Pero a la vez, sin acercarse a ningún tipo de maquina de las que tienen un teclado de tamaño más o menos decente. Bueno, si. Cuando se acerca es para descargar las fotos que se acumula en el teléfono y que una vez “ahí dentro”, pasan a la estantería del olvido. O para conseguir algún tipo de pseudo  música que poder pasar al teléfono.

Mientras  los mensajes por “whatsaap”, o los “me gusta” son devorados a una velocidad pasmosa, los correos electrónicos se acumulan por cientos y cientos en la bandeja de entrada. Y es que no pulsó el “recuérdame” cuando abrió el correo la primera vez y puso una contraseña. Cualquiera se acuerda de cual era. Pero “facebook” funciona, por lo que eso del correo no debe ser importante. Total. Son correos publicitarios que nadie sabe porque llegan.

Y sin embargo, son jóvenes “tecnológicos”.

Pero con esta reflexión, vista como suele ser normal, desde ese plano superior en el que todos nos colocamos para realizar algún tipo de análisis, he caído en la cuenta de que mi analfabetismo es similar al de estos jóvenes.

Cuando busco algo en la red, utilizo Google. Y lo utilizo pese a creer que es un buscador muy intrusivo. Me va a realizar la búsqueda de acuerdo con dos principios: por una parte, los propios intereses que esa empresa tiene y que te lo justifican a través de toda una tecnología misteriosa y secreta (addwords, seo, etc..); por otra la información que de una u otra manera esta gente tiene de mi. Por curiosidad, solo hay que realizar la misma búsqueda con otros motores (Yahho, Bing, Duckduckgo) para ver que solo coinciden en una o dos referencias. Y desde mi espíritu ácrata, esto me fastidia.

Otro ejemplo lo he visto con los blogs. Si un blog de cualquier marca obtiene 4 visitas en una semana, el mismo, pero de marca Google obtiene el triple de visitas realizando el mismo esfuerzo.

Y aunque me fastidia reconocerlo, Google me da lo que quiero. Me facilita las búsquedas según mis gustos e intereses, me hace creer que soy un escritor de éxito en  su Blogger; soy muy buen fotógrafo; tengo cientos de amigos, muchos de los cuales son personas de reconocido prestigio mundial; conozco casi todo el globo terráqueo; se idiomas y un montón de cosas más.

La caída de tan alto va a ser muy dolorosa. Soy otro analfabeto 2.0

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: